Montar a caballo es un deporte muy completo, aunque mucha gente no lo crea así. Se puede afirmar que, además de ser un deporte divertido y diferente, los beneficios de la equitación son muy diversos, abarcando aspectos físicos y aspectos psicológicos.

BENEFICIOS DE LA EQUITACIÓN EN EL ÁMBITO FÍSICO

Son múltiples los beneficios físicos que aporta montar a caballo, entre ellos podemos señalar:

Mejora del equilibrio: al tener que mantenerse encima del animal sin caer, es necesario desarrollar el equilibrio y, posteriormente, este deporte ayuda a mejorarlo.

Mejora de la coordinación motriz: este punto está muy relacionado con el anterior, pues al desarrollarse el equilibrio, también lo hace la coordinación del cuerpo. La coordinación en la equitación es muy importante tanto de forma general (brazos, piernas, etc.) como de forma más específica (dedos, muñecas, etc.), para poder realizar las ayudas y los ejercicios con el caballo correctamente.

Mejora la postura: al mantener el tronco erguido, favorece la correcta postura, ayudando al jinete/amazona a que tenga un mayor control sobre su cuerpo y postura.

Fortalecer y tonificar los músculos: al tener que agarrarnos al équido para evitar caernos se fortalecen gran cantidad de músculos del cuerpo humano, como los de las piernas o la espalda.

Beneficios cardiovasculares: este es uno de los mayores beneficios de la equitación. Montar a caballo supone un ejercicio cardiovascular para el jinete/amazona. Además, al estar en contacto directo con el caballo, favorece la circulación sanguínea de la persona; esto se debe a que la temperatura corporal del animal es superior a la de los seres humanos (entre uno o dos grados).

BENEFICIOS EN EL ÁMBITO PSICOLÓGICO

Al igual que existen muchos beneficios físicos, también existen muchos beneficios psicológicos, entre ellos:

Aumenta la autoestima: al conseguir el control del caballo (un ser vivo con iniciativa propia), se aumenta la confianza en uno mismo, obteniendo seguridad en lo que se está haciendo y cómo se está haciendo, por lo que se aumenta la autoestima.

Favorece la socialización: sobre todo en niños. Al desarrollarse en grupos de personas con edades similares y con la afición en común, se crean amistades y ayuda a la integración social de algunos niños (como los autistas). Esto también favorece a la autoconfianza y aumento de autoestima.

Mejora la concentración, atención y reflejos: al ser animales independientes, mejora la atención del jinete/amazona y los reflejos, ya que en cualquier momento puede ocurrir algo que requiera una rápida respuesta (susto del caballo, aparición de un obstáculo, etc.). Por tanto, requiere una gran concentración del jinete/amazona (puede ayudar a personas hiperactivas o con problemas de atención).

Respeto y responsabilidad: inculca, sobre todo en los niños, los valores de respeto hacia el animal y la naturaleza (cuidado de un ser vivo que está a su cargo), así como la responsabilidad de hacer las cosas lo mejor posible para evitar daños, sustos, etc.

Alumna de Hípica Cabail dando amor a Criollo

Los beneficios de la equitación son tantos y tan diversos que existen terapias (equinoterapia o hipoterapia) para gente discapacitada, ya sean personas con enfermedades físicas o personas con autismo, síndrome de down, etc.

Esto no significa que solo gente que tenga algún tipo de problema pueda montar a caballo, ¡todo el mundo es bienvenido y debería probarlo alguna vez en su vida!

¡¡Os esperamos en Hípica Cabail!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp Contáctanos en un click!